Pendientes de perlas

Belleza sensual y atemporal: ¡los clásicos pendientes con perlas cautivan por su diseño sencillo y elegante!

Pendientes de perlas plata | Pendientes de perlas dorados

Filtro
Clasificación
Mostrar  84  resultado Mostrar  84  resultados Cargando...

Déjate hechizar por los pendientes de perlas

¿Que son cursis? ¡Nada de eso! Los pendientes de perlas han vuelto pisando con fuerza. Desde un nácar ligeramente reluciente, pasando por un oro rosado hasta unos tonos grises intensos, las perlas ofrecen un auténtico espectro de colores y combinan casi con cualquier atuendo u ocasión. No en vano, las perlas se han utilizado como objetos únicos y piezas de joyería desde la antigüedad.

¡La fascinación por las perlas! Su origen es el centro de muchas historias místicas. En la antigua Roma, las perlas se consideraban las frutas de la diosa del amor Venus y, en Grecia, la gente creía que eran el rocío de la luna. Ya entonces, estos objetos de gran valor se convertían en preciosos pendientes, collares o brazaletes, pero hasta la actualidad no está claro cómo se forman las perlas dentro de una concha.

¿Qué distingue a los pendientes de perlas?

Los pendientes con perlas no solo dominan el típico blanco roto, sino que también tienen modernos matices como el gris, el rosado, o como pendientes de color negro. El brillo especial de una perla confiere al instante elegancia, incluso a colores más llamativos. Gracias a esto, no necesitan ni las formas llamativas de otros pendientes ni un diseño arriesgado. Los mejores pendientes con perlas son los que llevan una perla sencilla en forma de colgante o como pendientes de botón.
Este purismo hace que las perlas sean una de las joyas clásicas más versátiles en el mundo entero de la joyería: con unos pendientes de perlas nunca irás mal vestida. Nunca darás la impresión de ir demasiado clásica ni demasiado informal, tampoco parecerás demasiado mayor o demasiado joven. En vez de ello, con unos pendientes de perlas estarás realmente bien vestida.

Lucir unos pendientes de perlas a la perfección

Si estás buscando una joya discreta pero con una elegancia intemporal, los pendientes de perlas son justo lo que necesitas. Puedes combinar estas joyas perfectamente con tu estilo diario, sobre todo si eliges los pendientes en los delicados tonos crema y nácar. No desentonarás en el trabajo, ya que el sencillo diseño de los pendientes de perlas completará tu estilo formal.

Puedes mezclar y combinar las joyas de perlas en diferentes tamaños o llevar varios pendientes de botón en distintos colores y tamaños de perla. Muy románticos y femeninos son los pendientes de perlas rosados. A juego con ellos: collares brillantes y brazaletes con strass en plata de ley 925 de alta calidad. En vez de unos pendientes de botón afiligranados, unos pendientes con perlas colgantes en un engaste de oro o de plata también pueden convertirse en tus compañeros favoritos para cualquier ocasión.

Muy glamurosos e impresionantes resultan los pendientes de perlas en un gris oscuro o un negro brillante. Lleva estos pendientes con un vestido negro o con un outfit de fiesta. Combínalos con modernas joyas de oro en la muñeca y el cuello, y serás el centro de todas las miradas de cualquier fiesta. También quedan genial con un opulento anillo de mujer. Descubre nuestra collección de bisutería en tonos pastel y perlas para completar tus looks favoritos.

¿Qué pendientes de perlas quedan bien siempre?

Los pendientes de perlas tienen tres estilos clásicos: pendientes de botón con una perla, pendientes pequeños con colgante de perla redonda o con una perla en forma de gota. La forma de gota está muy de moda porque acentúa los pendientes vintage sin caer en lo retro.

Los pendientes de perlas artificiales y de agua dulce van bien con oro o plata en los cierres y los colgantes. En este caso puedes elegir el matiz metálico que mejor te vaya: pendientes dorados para los tonos de piel cálidos, pendientes de perlas en plata para una tez más fría. Por cierto, las perlas no están reñidas con la moda. Con nuestros diseños en gris, negro o empolvado, aportarás variedad a tu colección de joyas sin perder tu estilo elegante e intemporal.

¿Cómo combino unos pendientes de perlas auténticas?

No existe ni un solo look que no esté hecho para los pendientes con perlas. Ponte las zapatillas, la camiseta y tus vaqueros favoritos, añade unas joyas de perlas ¡y tu tiempo libre se llenará de glamour! Ni que decir tiene que los diseños de perlas combinan con camisas y con un atuendo de negocios y, por supuesto, como joyas de novia. Los pendientes con perlas de boda no solo son perfectos para la novia, sino también para las damas de honor y para las personas invitadas.

En las historias de moda, los pendientes de perlas pequeñas y grandes aparecen actualmente en una gran variedad de tendencias. Funcionan igual de bien con un atuendo de negocios monocromático en tonos fríos y con los estilos cottagecore o dark academia. No importa en absoluto si hoy te presentas con un vestido o un pantalón, con una parka o un abrigo elegante: Los pendientes de perlas son siempre la elección correcta.

¿Cómo combino los pendientes de perlas con otro tipo de joyas?

Tienes libertad de elección. ¿Tienes ganas de llevar perlas en todo el cuerpo o prefieres llevarlas solo como pendientes? ¿Te apetece llevar un collar de perlas individual o prefieres llevar varios collares en increíbles capas de colores metálicos? Las perlas quedan genial tanto en solitario como en grupo, ¡incluso en la oreja! Apuesta por nuestros conjuntos de pendientes con perlas y lleva tus accesorios favoritos en fila. Las elegantes piezas colgantes clásicas quedan estupendas concadenas con una sola perla, aunque también pueden combinarse con una pulsera a juego.

Asimismo, puedes optar por nuestras versátiles y llamativas joyas para combinarlas con las perlas. Aunque los accesorios discretos son lo mejor para resaltar el misterioso brillo del nácar. Los pendientes de perlas pueden resultar mágicos: suavizan visiblemente los rasgos de tu cara y dulcifican tu expresión. Merece la pena no desviar la atención a otras joyas. En lugar de ello, puedes buscar otros accesorios para combinarlos: los sombreros y los pendientes de perlas son una fantástica pareja, los broches también quedan bien con el sofisticado aspecto de la perla.