Ordenar por 13.12. - 12:00 para una entrega puntual al festival.     Regalos de compras

Usted está saliendo de nuestro sitio web

Tenga en cuenta que el siguiente enlace abre una página web de cuyo contenido no somos responsables y a la que no se aplican nuestras normas de protección de datos.

Sí, me gustaría salir de la página web
No Quiero quedarme en la página web
Cerrar filtros Abre el filtro
 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desafortunadamente, actualmente no hay ninguna selección para la configuración de su filtro.

Collares vintage

Für die Filterung wurden keine Ergebnisse gefunden!

Mientras que los collares varían enormemente dependiendo de sus materiales, arte y ornamentación, no se pueden clasificar por su fabricación y longitud. Los collares abiertos, que a menudo están ensartados con cuentas o borlas, no tienen cierre. Las gargantillas se ajustan firmemente alrededor del cuello y oscilan entre 14 y 16 pulgadas de largo. Los collares de princesa, el clásico collar de perlas, miden 18 pulgadas de largo.

Los collares Matinee son más largos (alrededor de 22 pulgadas) mientras que los collares de ópera tienen una longitud de 30 a 35 pulgadas. Los collares de más de 40 pulgadas de largo se conocen como cuerdas. Los collares vintage, en cambio son la forma más precisa de llevar una joya alrededor del cuello cuando lo que se pretende es pasar desapercibido con una pieza lo más natural posible.

Tipos de collares vintage

Existen muchos tipos de collares vintage, los tradicionales de cuentas y los que van decorados con cristalitos y crean en su conjunto formas curiosas que aportan un look especial a aquella persona que se decide a llevarlos. A pesar de que los collares de cuentas son los más discretos, los colgantes vintage, que van rematados con una pequeña pieza de joyería suelen ser los más demandados, pues se pueden combinar libremente con otro tipo de collares mucho más cortos y ostentosos.

https://www.bijou-brigitte.com/es/estilos/tendencias

Y es que lo vintage nunca pasa de moda. Y mucho menos cuando se trata de combinar formas, colores y materiales en el cuello. Porque un collar vintage no es solamente un collar de cuentas, sino que son collares que siendo de plata, de oro o de cualquier otro material, no pasa nada si se conjuntan con otras joyas para el cuello. Precisamente, la mayoría de los collares vintage de Bijou Brigitte están fabricados con ese firme propósito. Son cadenas o collares de los que penden piedrecitas de muy diversos colores que quedan bien con cualquier prenda de vestir.

Collares vintage

Los collares son una de las formas más antiguas de joyería que existen, en gran parte porque el cordón era uno de los primeros objetos cuyo único propósito era el adorno. Los primeros collares estaban ensartados con cuentas hechas de conchas, obsidiana y rocas como cornalina, granate y lapislázuli. El oro también se convirtió en cuentas para collares, y el alambre de oro se envolvió en espirales decorativas. Además de los materiales encontrados y minados, los collares también soportaban piezas de vidrio y cerámica. De ahí surgen en gran parte los collares vintage tal y como los tenemos en Bijou Brigitte.

Mientras que los collares varían enormemente dependiendo de sus materiales, arte y ornamentación, no se pueden clasificar por su fabricación y longitud. Los collares abiertos, que a menudo están ensartados con cuentas o borlas, no tienen cierre. Las gargantillas se ajustan firmemente alrededor del cuello y oscilan entre 14 y 16 pulgadas de largo. Los collares de princesa, el clásico collar de perlas, miden 18 pulgadas de largo. Los collares Matinee son más largos (alrededor de 22 pulgadas) mientras que los collares de ópera tienen una longitud de 30 a 35 pulgadas. Los collares de más de 40 pulgadas de largo se conocen como cuerdas. Los collares vintage, en cambio son la forma más precisa de llevar una joya alrededor del cuello cuando lo que se pretende es pasar desapercibido con una pieza lo más natural posible.

Tipos de collares vintage

Existen muchos tipos de collares vintage, los tradicionales de cuentas y los que van decorados con cristalitos y crean en su conjunto formas curiosas que aportan un look especial a aquella persona que se decide a llevarlos.

A pesar de que los collares de cuentas son los más discretos, los colgantes vintage, que van rematados con una pequeña pieza de joyería suelen ser los más demandados, pues se pueden combinar libremente con otro tipo de collares mucho más cortos y ostentosos.
Y es que lo vintage nunca pasa de moda. Y mucho menos cuando se trata de combinar formas, colores y materiales en el cuello. Porque un collar vintage no es solamente un collar de cuentas, sino que son collares que siendo de plata, de oro o de cualquier otro material, no pasa nada si se conjuntan con otras joyas para el cuello. Precisamente, la mayoría de los collares vintage de Bijou Brigitte están fabricados con ese firme propósito. Son cadenas o collares de los que penden piedrecitas de muy diversos colores que quedan bien con cualquier prenda de vestir.